Incumplimiento de bonificaciones contempladas en la Ley Navarino acusa Asociación de Industriales

0
645

Como ‘superficial y carente de contenido’, calificó la Asociación de Industriales de Tierra del Fuego y Navarino, el pronunciamiento esta semana del intendente de Magallanes, Jorge Flies, frente a las críticas del gremio que apuntan a la mala gestión de la secretaría de Hacienda y al complejo escenario que han debido enfrentar en el sector tras los continuos e ‘infundados’ pronunciamientos administrativos, emitidos por los diversos organismos regionales, en especial ante el no pago de las bonificaciones contempladas en la Ley Navarino.

Producto de lo anterior, el presidente del organismo, Mauricio Inostroza, con cifras en mano argumentó el verdadero impacto que podría llegar a tener el cierre de industrias acogidas a esta bonificación. “Son cerca de mil quinientos  trabajadores directos los que se desempeñan en empresas acogidas a la Ley Navarino. De este total, aproximadamente 750 personas trabajan en 9 plantas procesadoras de recursos hidrobiológicos, pertenecientes a la Asociacion de Industriales y perciben una renta promedio mensual superior al resto de la región”, dijo junto con señalar que en 2016, las plantas procesadoras registraron compras por $40 mil millones, de los cuales un 65% se destina al pago de materia prima extraída por los pescadores artesanales. Ello se traduce en $26 mil millones aproximadamente, de los cuales un 62% se destina al pago de remuneraciones de 2.000 pescadores artesanales que tripulan 500 naves artesanales, de las cuales 60 son de transporte y 440, extractivas. “Queremos llamar a la cordura con datos concretos. Acá estamos hablando de rentas anuales que ascienden a los $16.120 millones para el sector. Dicho de otra forma, se generan rentas promedio por pescador de $8.060.000 al año, sólo por concepto de capturas, transferidas a las empresas instaladas en la zona preferencial”, expuso.

De este modo, dimensionó el directivo en 3.500 personas y sus respectivas familias, (poco más de 12.000 personas) las que obtienen  ingresos económicos que les permiten “vivir de un trabajo real, digno y productivo, efectuado en tierra y en el mar, con total vinculación y dependencia del  beneficio de un 20% que el Fisco de Chile ha suscrito en base a Contratos Ley hasta el año 2035 con las empresas instaladas en estos territorios”, formuló Inostroza.

Riesgo financiero

En virtud de lo expuesto, el presidente de la Asociación recalcó que la ‘postergación artificial y a cualquier costa’ del pago del beneficio del 20%, ya estaría generando un riesgo financiero para la continuidad de algunas de las empresas asociadas al gremio. “En efecto, frente al acto formal de presentar una Solicitud de Bonificación a la Tesorería Regional como señala el procedimiento, este organismo rechaza dicha presentación, requiriendo una serie de informes como, por ejemplo, a las Capitanías de Puerto, cuestionando bajo este acto si las naves y acarreos efectivamente navegaron. De la misma forma, informes al Sernapesca para acreditar si los puntos por los cuales navegaron las embarcaciones -a juicio de este servicio- son válidos; exigen informes al Servicio de Impuestos Internos (SII) para acreditar si los documentos tributarios presentados por las empresas solicitantes  son válidos, etc. Somos claros y enfáticos en señalar que no hay ningún inconveniente con esta fiscalización, salvo que el tiempo de pago de una bonificación supera el año calendario. Esto nos parece inaceptable”, dijo.

Más burocracia

Agregó que las respuestas respectivas vuelven directamente a Tesorería y es el tesorero regional, a través de funcionarios de su dependencia, quien informa después de varios meses que no se puede pagar la bonificación, argumentando reparos que, en la mayoría de los casos, no serían constitutivos de rechazo dado el alto porcentaje de integración que implica la incorporación de materia prima de la zona. “Es tiempo para que los detractores de la Ley Navarino reconozcan que sin este beneficio las empresas que hoy día están instaladas no podrían seguir operando en este territorio, por el aislamiento, la lejanía, la accidentada geografía, haciendo en definitiva inviable su operación. Además, no hay que olvidar que este beneficio nació por razones geopolíticas y de seguridad nacional aparentemente hoy olvidadas y se extendió a Tierra del Fuego por la emigración de sus habitantes. El gobierno regional debe entender que la eliminación de la Ley Navarino es inviable ya que atenta contra el bien social y contra la soberanía”.

Pesca artesanal

Finalmente, complementó los dichos del directivo gremial, el dirigente de la pesca artesanal, Fernando Carmona, quien indicó que como sector no pueden estar ajenos a lo que consideran, una situación de ‘inconsistencia’ por parte del gobierno regional. “Si esto no se resuelve pronto, se puede generar una crisis de proporciones. Acá estamos hablando de cientos de pescadores que podrían verse afectados con este entrabamiento del que han sido objeto, en relación a la normal aplicación de la Ley Navarino”, señaló. Fuente: La Prensa Austral

¿Cuál es tu opinión de esta noticia?

Tu opinión nos interesa!!