Municipalidad de Porvenir debe reintegrar dinero de seguro por incendio de gimnasio Padre Zavattaro

0
1867

La Municipalidad de Porvenir deberá reintegrar al Instituto Nacional de Deportes (IND) los casi 435 millones de pesos que cobró por el seguro del incendio que el 18 de septiembre de 2015, afectó al gimnasio Padre Mario Zavattaro. Lo anterior, debido a que los recursos obtenidos como indemnización por el siniestro que afectó al recinto deportivo, hizo bien en cobrarlos de la aseguradora Mapfre (a la que había contratado ante esa eventualidad), pero le correspondía entregárselos al organismo de deporte, que a la sazón era propietario del inmueble destruido.

Así se desprende del dictamen de la Contraloría Regional que con fecha 2 de agosto pasado, determinó que aunque el municipio fueguino administraba el recinto, por convenio suscrito el 20 de junio de 2014 firmado por la alcaldesa Marisol Andrade Cárdenas, es al IND, como dueño del bien raíz, a quien le pertenecen los recursos cobrados ante la aseguradora.

No se debía retener dineros recibidos

Según la jurisprudencia administrativa de Contraloría, “aunque la póliza indique como beneficiario al referido municipio, no tiene otro alcance que el de resguardar el interés público frente a un eventual perjuicio, pero no puede estimarse como un antecedente suficiente para retener las sumas pagadas al asegurado”. Por tanto, concluye la resolución firmada por el contralor regional, César González Cáceres, “en la medida que dicha retención no obedezca a una indemnización del daño causado, daría lugar a una ganancia sin causa y al correlativo empobrecimiento para la contraparte”.

De esta manera, a la municipalidad fueguina no le queda otra que reintegrar los 434 millones 942 mil 279 pesos recibidos, “suma obtenida a título de indemnización por el siniestro acaecido al recinto deportivo de propiedad de ese servicio (el IND)”, anota en su determinación el contralor. Todavía más, Contraloría advierte que “sobre la materia, cabe recordar que el artículo 550 del Código de Comercio establece que ‘respecto del asegurado, el seguro de daños es un contrato de mera indemnización y jamás puede constituir para él la oportunidad de una ganancia o enriquecimiento’”.

Con esa cita legal, el órgano contralor alude a las inversiones comunales efectuadas con los referidos dineros, desde su ingreso a las arcas del municipio isleño. “Dicho monto fue ingresado al presupuesto municipal y destinado a diversas funciones edilicias, en atención a lo señalado en el citado oficio 2.254, el cual fue emitido en el entendido que la indemnización correspondía a un bien de dominio municipal”, observa el texto de la sede regional de Contraloría.

Reunión secreta de emergencia

Lo enunciado constituye una situación de verdadera emergencia económica para un municipio pequeño como el isleño, por lo que significaría desembolsar tan gruesa suma de recursos, unido a otros frentes como lo es el tener que enfrentar dos acciones legales, una en curso, interpuesta a través de la Defensoría laboral por los cesados trabajadores de la desaparecida Constructora Trancura y otra anunciada por el empresario de la carne, Jorge Oyarzún Fuentes, para ser indemnizado por inversiones en el matadero del que no se le renovó contrato. Fue por ello que ayer se reunió en sesión secreta el Concejo Municipal de Porvenir, donde se trató a fondo el tema.

Lamentablemente, dado el carácter hermético del encuentro, no se conoció cuál fue el o los acuerdos alcanzados, aunque sólo trascendió que hubo empate para fijar el carácter de la reunión, en el que tres concejales votaron, aduciendo a la transparencia y al tenor de la comunicación de Contraloría, por mantener el aspecto público. Pero otros tres ediles se inclinaron por realizarla en secreto, lo que fue dirimido por la alcaldesa, que votó por esta última postura. Fuente: www.laprensaaustral.cl

¿Cuál es tu opinión de esta noticia?

Tu opinión nos interesa!!