Caso Roxana Ruiz: sanción administrativa recibió directora del hospital de Porvenir

La parte querellante ahora espera que el Ministerio Público entregue su decisión en la investigación por la querella interpuesta por negligencia médica, ante el deceso de la joven madre.

0
3044

www.elpinguino.com: Sanciones administrativas sufrieron funcionarios del hospital de Porvenir tras las indagatorias que se realizaron tras la muerte de la joven madre Roxana Ruiz Rojo el año 2015.

El procedimiento administrativo arrojó sanciones y responsabilidades en la directora del hospital de Porvenir, Esmeralda Ruiz Ojeda, y un químico farmacéutico. Según el abogado Juan José Arcos, “ahora con estas sanciones estamos a la espera del pronunciamiento del Ministerio Público, porque las sanciones guardan relaciones con la falta de un fármaco obligatorio que tenía que haber tenido el hospital de Porvenir al momento que se realizó la operación por cesárea a Roxana Ruiz. Este fármaco tiene la característica que es coagulante y precisamente el docto, durante la operación, cuando se agravó la situación pidió el coagulante, y el arsenalero constató que ese fármaco no se encontraba el stock, lo que pudo haber evitado la muerte de Roxana Ruiz Rojo; no olvidemos que la causa de muerte es por anemia. En esa situación es que nosotros entendemos que la Fiscalía tiene que sopesar esta negligencia abierta y manifiesta que causó una muerte. Acá las muertes en Porvenir se están arrastrando sin que el Ministerio Público resuelva nada, aquí la propia autoridad de Salud arrojó responsables y sanciones, acto negligente que provocó la muerte de una persona”.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 23.30 horas del 9 de agosto del año 2015, cuando la víctima, Roxana Ruiz Rojo, presentaba 37 semanas de gestación. Debido a la falta de un profesional ginecólogo en Porvenir, viajaba a controlarse a Punta Arenas. Sin embargo, se señala que el 7 de agosto la mujer concurrió al Hospital Marcos Chamorro Iglesias de Puerto Porvenir aquejada de contracciones en la zona abdominal, siendo atendida por un enfermero, quien indicó que era conveniente que se traslade a la capital regional por no tener los medios para una cesárea.

El abogado querellante, en este caso, espera que prontamente la Fiscalía entregue su decisión en la investigación, porque según los antecedentes de la querella que se presentó en septiembre de 2015, señala que “ocurre que en esas condiciones se procede a una serie de actos administrativos. En este caso, cuando la joven se presenta al hospital presenta un desprendimiento de placenta, y en esas condiciones el equipo médico no pudo realizar las coordinaciones para su traslado a Punta Arenas. No obstante, tampoco hubo un protocolo para llevar médicos a Porvenir en rondas de emergencia, por lo que debió ser atendida por personal no especializado que provocó su muerte. Lo curioso es que para el Ministerio Público nunca hay delito, pero para la justicia civil existen cientos de condenas por estas negligencias médicas”.

El abogado señaló que el sumario sanitario se sancionó con una multa de un 20% del sueldo de la directora y al químico farmacéutico, por no mantener el coagulante que estaba agotado y no se solicitó su reposición en la farmacia.

¿Cuál es tu opinión de esta noticia?

Tu opinión nos interesa!!