Incendio cobró la vida de un lactante de sólo un año y medio en Porvenir

Vecinos lograron poner a salvo a una anciana semi postrada. Entre las hipótesis iniciales, se estima que sobre una cocina encendida se habría dejado ropa secando, la que probablemente combustionó hasta iniciar el siniestro

0
4111

La desgracia golpeó una vez más fuertemente a Porvenir, cuando un lactante varón de apenas un año y medio de edad perdió la vida y una conocida vecina de la comunidad, adulta mayor y con amplia trayectoria como dirigenta social y vecinal, resultó damnificada y con leves síntomas de asfixia, tras el voraz incendio que afectó ayer a su vivienda. La casa, de material ligero y con una serie de ampliaciones en su parte posterior, se ubicaba en la céntrica Avenida Manuel Señoret Nº368 de Porvenir, lugar en cuyo frontis existió hace algunos años un restaurante y en cuya oficina lateral funcionó antaño la sede del Club Magallanes de esta ciudad.

El aviso de emergencia le fue comunicada a Bomberos mediante la llamada telefónica de un vecino, cerca de las 10 de la mañana, cuando transeúntes notaron que la casa ardía en su interior, quienes sin dudar primero ayudaron a evacuar a la dueña de casa Zunilda del Carmen Mansilla Gómez, de 83 años de edad. No obstante, no pudieron hacer lo mismo con el bebé Vicente Mansilla Sobarzo, de 18 meses de vida, hijo de la cuidadora de la conocida adulta mayor, identificada como Marcela Sobarzo Martínez, de 19 años, quien era sobrina nieta de la señora Zunilda y que no estaba en la vivienda.

El pequeño se encontraba en la cocina del inmueble de material ligero, precisamente el lugar de la antigua casa que en cosa de minutos fue envuelto en llamas, las que rápidamente se propagaron al resto de la construcción. Según el relato obtenido en el lugar de los hechos, un anónimo peatón logró ingresar a la parte trasera de la casa y llegar al dormitorio de la conocida vecina, despertándola y pidiéndole que saliera al exterior.

Acción valerosa de anónimos vecinos

Fue así que doña Zunilda, con ayuda de otros buenos vecinos, pudo salir de su casa a duras penas, pues desde hace algún tiempo debe emplear muletas para desplazarse incluso dentro del hogar. En seguida, fue trasladada al Hospital Marco Chamorro Iglesias, donde el médico de turno, Matías Campos, le diagnósticó algunos leves síntomas de asfixia por humo, dejándola hospitalizada hasta su recuperación física y emocional.

Por su parte, al enterarse de lo que ocurría en la casa de su madre, el funcionario del Juzgado de Porvenir, Jorge Maldonado Mansilla, entró en desesperación creyendo que su madre estaba atrapada entre el fuego y para lograr su tranquilidad total, también debió ser trasladado al centro asistencial. Entre tanto, pese a sus esfuerzos, el hombre que acudió en auxilio de los moradores no pudo acceder al sector de la cocina, pues al abrir la puerta que da al pasadizo el fuego estalló en una gruesa llamarada, producto de recibir de golpe el oxígeno del aire, lamentablemente sin poder rescatar al bebé del interior.

Incendio declarado y con alta carga de combustible

El comandante del Cuerpo de Bomberos, Carlos Cofré, señaló que al llegar las unidades, con una veintena de voluntarios al lugar siniestrado, se constató que se trataba de un incendio declarado, con una gran carga de combustible producto de muchos agregados (ampliaciones) en su interior. De modo preliminar, indicó que el fuego se habría iniciado en la cocina, donde se ubicó calcinado -sentado en un sillón- al menor fallecido.

Entre las hipótesis iniciales, dijo que se estima que sobre una cocina de 4 fogones encendida (anexa a la cocina magallánica), se habría dejado ropa secando en su parte superior, la que probablemente combustionó hasta iniciar el siniestro. Lamentó que la alarma fuera dada a la central en forma muy tardía, ya que al llegar a un lugar con fuego declarado, le fue imposible ingresar a los voluntarios para ayudar a la pequeña víctima.

“Cuando está comprometida la estructura completa de una casa por el fuego, ya es imposible entrar. Sería descabellado ordenar a un grupo de búsqueda entrar a un rescate en esas condiciones, porque sería enviarlos a algo sin retorno”, explicó. De hecho, un voluntario sufrió síntomas de inhalación de humo, por lo que recibió una terapia de oxígeno en el hospital.

Agregó que será materia de la investigación saber porqué el bebé había quedado solo mientras la propietaria dormía. Por otro lado, valoró la decisión de los vecinos que ingresaron para sacar al exterior a la señora Mansilla, lo que evitó una tragedia mayor, y al mismo tiempo los instó a ingresar a Bomberos para aprovechar su espíritu solidario y de colaboración.

Labocar investiga las causas

Más de una hora le llevó a los bomberos controlar el fuego, evitando su propagación al sector habitacional y comercial del barrio aledaño, cuyos locales -anexos a residencias- se encuentran muy cercanos entre sí y sólo algunos poseen muro cortafuegos. Dos unidades rodantes y una veintena de voluntarios desplegaron la tarea de extinción, donde no hubo problemas con el agua, aunque también se agradeció la presencia del camión aljibe municipal.

En el lugar, el fiscal (s) de Porvenir, Marcelo Figueroa, detalló que ya había solicitado la presencia del Laboratorio de Criminalística (Labocar) de Carabineros, que debía llegar desde Punta Arenas. No obstante, dijo que la espesa neblina matinal de ese momento (11 horas) iba a atrasar su llegada pues no era posible en esas condiciones el vuelo del helicóptero institucional y para peor, se esperaba el cierre del cruce en Primera Angostura por mal tiempo.

Sin embargo, aprovechando un despeje de la niebla la aeronave despegó antes del mediodía desde la capital regional, llegando a suelo fueguino a las 12,15 horas con dos funcionarios policiales, al mando del capitán Cristián Márquez Alarcón y tres empleados del Servicio Médico Legal (SML). Iniciadas las investigaciones, se levantó el cuerpo de la pequeña víctima, que en medio de escenas de hondo dolor por parte de la afligida madre, fue trasladado a la morgue local, para serle practicada la autopsia.

Restos trasladados a Punta Arenas

No obstante, el comisario de Porvenir, mayor de Carabineros Juan Pablo Ríos, advirtió que por existir diligencias de identificación certera de la identidad del cuerpo, entre ellas un examen de ADN, éste debió ser inevitablemente trasladado al SML de Punta Arenas, único plantel de la región donde se puede realizar una pericia legal tan específica. Cabe consignar que el padre del pequeño fallecido, Pablo Mansilla, vive en esa ciudad, desde donde hace unos meses su esposa -acompañada de su malogrado pequeño hijo- aceptó ir a cuidar a su tía abuela. Fuente: La Prensa Austral Fotos Félix Iglesias M.

¿Cuál es tu opinión de esta noticia?

Tu opinión nos interesa!!