Multitudinaria despedida brindó Porvenir al automovilista Diego Manquemilla

0
67

En medio de emotivas muestras de afecto y dolor, fueron despedidos ayer en Porvenir los restos de Diego Manquemilla, el joven automovilista que esta semana falleció trágicamente al volcar en su vehículo a un costado del camino al aeródromo de esta ciudad.

Ni la lluvia, ni el viento que a esa hora azotaban la zona y que el día anterior hicieron que la Onemi decretara alerta temprana en la región, impidieron la realización de unas exequias, largamente esperadas, debido a los problemas producidos por la falta de personal en el Servicio Médico Legal de la capital fueguina.
Ayer en cambio, globos, aplausos y el testimonio de sus compañeros automovilistas quienes concurrieron al lugar con sus vehículos de competición y buggys carrozados, dieron muestra del profundo cariño que cultivó entre todos quienes lo conocieron, pues como dijo el presidente de la Asociación Deportiva Local Fueguina, Carlos Soto, “era una persona que no tenía maldad en su corazón, generoso, esforzado, ayudaba a todos cuantos podía, incluso entregándoles partes y piezas de recambio de sus vehículos para que siguieran corriendo”, recordó.
Carrera promisoria
Diego Manquemilla era  especialmente querido en Porvenir, producto de su intensa y promisoria carrera en el automovilismo local, fundamentalmente en competencias de rally.
En los últimos cuatro años, había conquistado cuatro pódium: Karunkinka (segundo lugar, en 2015), Timaukel (tercero en 2015 y segundo en 2014) y Porvenir (segundo lugar en 2013).

Ahora se preparaba para competir nuevamente en el Rally Glaciares de Tierra del Fuego de Timaukel, cuando se produjo la tragedia en la madrugada del jueves. El hecho produjo tal impacto en el automovilismo local que la competencia que estaba programada para el pasado fin de semana se suspendió hasta el 18 y 19 de marzo, debido al impacto que provocó su deceso en todos los sectores involucrados.
Manquemilla era miembro de una familia profundamente ligada a la actividad automovilística de Tierra del Fuego, razón por la cual el hecho generó aún más conmoción.
Investigación
En cuanto a las circunstancias que rodearon el accidente, éstas son materia de investigación, pero se sabe que el exceso de velocidad jugó un papel relevante, como lo atestiguaron las huellas sobre el pavimento.
El piloto, Javier Almonacid, su compañero de ruta como navegante y mecánico en muchas de las carreras, recordó que se trataba de una excelente persona y que lo daba todo por ganar. “Cuando se sentaba frente al volante, se  transformaba y era otra persona. Su talento era innato, pero lo mejor era su gran calidad humana”, algo que ayer Porvenir confirmó plenamente. Fuente: El Pinguino

¿Cuál es tu opinión de esta noticia?

Tu opinión nos interesa!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*