Seremi de Justicia enfrentó indignación de porvenireños

0
58

Un día difícil vivió ayer en Porvenir el secretario regional ministerial de Justicia, Pablo Bussenius, quien asistió a la conformación de cuatro plazas del sector en esta ciudad, dos de las cuales estaban programadas durante la jornada, a las 15 horas en el Hospital Marco Chamorro y a las 18 horas en la Unión Comunal. Desde la llegada de la comitiva -que incluía a personal del Servicio Médico Legal (SML)- a bordo del ferry Pathagon, a las 11 horas, la autoridad debió ser resguardada por Carabineros, porque familiares del joven Diego Manquemilla, fallecido trágicamente el día anterior y decenas de porvenireños, lo esperaban para gritar consignas en contra del actuar de la justicia, exigiendo equidad con los habitantes que sufren desgracias similares.

Todo ello, debido a la demora calificada de inhumana e indigna, para que le sea practicada la autopsia al fallecido, cuyo examen recién se materializó al mediodía de ayer, es decir casi 30 horas después de ocurrido el accidente. A la vez, porque el cuerpo permaneció (el día anterior) 12 horas a la intemperie antes de ser levantado, por el atraso en la llegada de la Siat de Carabineros que investigó las causas del accidente.

Bussenius, no obstante, salió a dar la cara ante los manifestantes, tratando de explicar las causas de ambos retrasos, lo que le resultó imposible por las continuas interrupciones de los indignados vecinos, por lo que decidió convocar a una reunión con la comunidad a las 19 horas. Por la misma razón, y sabiendo que además se preparaba una movilización en la Plaza de Justicia de las 18 horas, optó por suspender la instancia y sólo asistir al encuentro fijado en el salón de actos de la Escuela Bernardo O’Higgins.

Gobernador abucheado

Sin embargo, en su visita a la morgue de Porvenir, donde quería dar el pésame a los familiares del occiso minutos después, y acompañar a los profesionales del SML, el titular regional de Justicia debió enfrentar a grupos más pequeños, que reclamaron con palabras subidas de tono un trato más digno a los habitantes locales, aunque Bussenius mantuvo ánimo sereno. Pero quien sí lo pasó mal fue su acompañante, el gobernador de Tierra del Fuego, Alfredo Miranda, a quien tanto deudos de la víctima como los demás concurrentes, le enrostraron su ausencia y -según los presentes- nula gestión en el conmovedor caso.

Es más, se le sacó en cara que en la tarde del accidente, cuando la gente del SML regional no tenía cómo llegar a la capital fueguina, no accedió a ceder su cupo en el vuelo Dap que lo traía a Porvenir. Aunque trató de explicar que por un tema de tiempo y por sus obligaciones del día siguiente (Plazas de Justicia) no podía dar su asiento, su proceder fue reprobado una y otra vez, al punto que decidió retirarse entre pullas del lugar.

Aspera reunión

Lo más difícil para Pablo Bussenius fue la reunión con los vecinos, a la que asistieron también 2 funcionarios del SML, cinco de los 6 concejales, los dos consejeros regionales de Tierra del Fuego y la presidenta regional de RN Gloria Vilicic, pero no la alcaldesa Marisol Andrade -que viajó a Santiago- ni el gobernador Miranda. El seremi pidió primero que el público -estimado en cien personas- hiciera preguntas, que iba anotando en una agenda, algunas muy vehementes y otras, más centradas en el tema de fondo.

Las demandas, además de manifestar indignación por el tema del reciente accidente y de casos anteriores -en que también se enfatizó la falta de consideración con los residentes- se volcaron al derecho de los fueguinos a un trato digno. Especialmente -se dijo- en casos de muertes que deban someterse a efectos legales y a aeroevacuación de pacientes por motivos de salud, considerando que viven en una isla, donde las falencias de conectividad acusan demoras que causan dolor a toda la ciudadanía.

Falencias locales

Empero, también se develaron falencias locales, como la falta de aseo y de una camilla que debía tener la morgue local, donde tampoco había agua caliente ni calefacción, ni se había puesto en vigor la exigencia de separar un área limpia de otra sucia, lo que el SML anunció que informará a la dirección regional y al mismo municipio, al que le corresponde la administración del recinto.

Por otro lado, los propios consejeros Francisco Ros y Patricia Vargas aseguraron que el proyecto de un camión cerrado para el traslado de cadáveres (anunciado hace un año y medio por la alcaldesa Marisol Andrade y que será empleado por Bomberos), aún no ingresa al Core para ser sancionado. La reunión concluyó con las seguridades que entregó el seremi Bussenius para lograr agilizar procesos de su competencia, pero anticipó que no le corresponde remover al fiscal (s) de Porvenir -como exigieron algunos vecinos- ni pedir que se salten procedimientos judiciales como la intervención de la Siat o del Labocar, ante accidentes u otras situaciones policiales.

Llaman a movilizarse

Cabe consignar que en la mitad de la reunión, un grupo compuesto por la mitad de la asistencia y liderado por Juan Carlos Kalazich, se retiró de la sala, aduciendo que no querían oir explicaciones, sino obtener soluciones. Minutos después, el mismo Kalazich volvió para anunciar a viva voz que desde el lunes comenzará una manifestación masiva de porvenireños, en pro de ser escuchados por el intendente Jorge Flies, para obtener respuestas concretas para los residentes. Fuente: La Prensa Austral

¿Cuál es tu opinión de esta noticia?

Tu opinión nos interesa!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*